¿Cómo saber si es usted un cuidador?

Es usted un cuidador cuando ayuda a su familiar en las siguientes actividades:
• Mover al paciente en su cama.
• Bañarlo.
• Abrazarlo.
• Vestirse.
• Alimentarlo.
• Cocinarle.
• Llorar con él.
• Pagar sus cuentas.
• Darle medicamentos.
• Hacerlo sonreír o reír.

Si ya se identificó como cuidador y presenta alguna(s) de las alteraciones ya mencionadas, debe saber como disminuir El Colapso del Cuidador, ya que su salud puede estar en juego. Algunas de las estrategias para disminuir su sobrecarga son:

Buscar fuentes de información acerca de la enfermedad del paciente y como modificar el ambiente donde se desenvuelve, si esto es posible. Buscar fuentes de ayuda gratuita y confiables (familiares, grupos parroquiales, etc.).

  1. Proteger su tiempo para realizar actividades necesarias.
  2. Haga ejercicio, no se quite ese tiempo.
  3. Existen servicios que ayudan en el cuidado de pacientes, dando desde tratamiento farmacológico, hasta ayudando en las necesidades básicas del enfermo.
  4. Centros de día para adultos.
  5. Centros de larga estancia.
  6. Conocer a otros cuidadores.
  7. Psicoterapia individual al cuidador.
  8. Promover sensación de utilidad en el cuidador.
  9. Use herramientas de independencia en su paciente (andadores, bastones, sillas de ruedas).
  10. Compre un teléfono celular, donde le avisen sólo si su paciente se encuentra mal.

Por último, el uso de una casa hogar, como el servicio que ofrece CUSEN, es una alternativa para disminuir El Colapso del Cuidador, no lo desaproveche aunque su paciente ingrese por períodos cortos de tiempo.

No deje pasar la oportunidad de hablar con su Geriatra sobre sus dudas acerca del tema, es uno de los pocos especialistas que saben de esta enfermedad y saben como ayudarlo. Recuerde...¡Usted no está sólo!