En riesgo, población de adultos mayores por falta de políticas públicas, alerta ONU

*El problema se agudizará en los próximos años, señalan expertos
*Actualmente en México habitan 8 millones de personas mayores de 60 años, en el 2050 serán 36 millones

México D.F., a 30 de septiembre de 2004. (Mario Reyes/NotieSe).- De no implementarse políticas públicas enfocadas a la atención de personas mayores de 60 años, para el año 2050 los 36 millones de mexicanos y mexicanas que se prevé se encuentren en ese rango de edad, enfrentarán severos problemas en materia de salud y empleo, externó Rogelio Fernández Castilla, representante en México del Fondo de Población de las Naciones Unidas.

En vísperas del Día Internacional de las Personas Mayores -mañana 1 de octubre- Fernández Castilla indicó que mientras en Francia los adultos mayores de 60 años representaban el 5 por ciento de su población en 1750, en México ese porcentaje se alcanzó apenas en el año 2000. Sin embargó, subrayó que en contraste con la nación europea a quien le tomó dos siglos transitar del cinco al 16 por ciento que actualmente registra en ese grupo poblacional, en nuestro país este lapso sólo será de 30 años ya que se calcula que para el año 2035, las y los mexicanos adultos mayores representen 16 por ciento de la población total.

En conferencia de prensa efectuada en el Centro de Información de las Naciones Unidas en México, el doctor Ignacio Orozco García, coordinador de la Asociación Mexicana de Gerontología y Geriatría, denunció la falta de infraestructura y personal médico especializados en enfermedades de la vejez, pues a nivel nacional sólo existen 300 expertos para atender una población de 8 millones de adultos mayores.

Indicó que lo recomendable es contar con un especialista por cada 500 adultos mayores y que cada hospital del sector salud cuente con áreas de servicio geriátrico. El experto pugnó porque en los planes y programas de estudio de las instituciones de educación superior se implementen materias relacionadas con la geriatría, “tal como lo hace el Instituto Politécnico Nacional y recientemente la UNAM”.

El médico calificó como un “gran problema” el hecho de que en México no existe la cultura del envejecimiento, “las personas no se preparan para el futuro, tienen que hacerlo a partir de los 50 años, sobre todo en los referente a cuestiones económicas y médicas, además no deben separarse de la familia y la sociedad para hacer esta etapa de la vida más llevadera”.

Cuestionado sobre el panorama de la salud sexual y sexualidad de los adultos mayores, Orozco García señaló que en las últimas décadas los tabúes se han roto ya que muchas de las personas mayores de 60 años asisten al consultorio médico con mayor facilidad, frecuencia y confianza para preguntar aspectos sobre el tema.

Por su parte, Pedro Borda Hartmann, presidente del Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (INAPAM), alertó sobre “el terremoto demográfico que se puede generar debido al escaso interés que las autoridades muestran en la implementación de políticas públicas para los adultos mayores”, y que actualmente representan 7.8 por ciento del total de la población.

Informó sobre un monitoreo realizado en las secciones de aviso de ocasión de un importante diario capitalino en 2001 y señaló que de acuerdo con los resultados se conoció que de un total de 850 ofertas sólo 12 ofrecían oportunidades para personas de más de 55 años de edad, por lo que es necesario concientizar a los hombres de negocios sobre el tema de la tercera edad, la cual se relaciona “erróneamente” con enfermedades e inutilidad.

El presidente del INAPAM, dijo que las enfermedades crónico-degenerativas más frecuentes en los adultos mayores son osteoporosis, diferentes tipos de cáncer, hipertensión y adicciones al tabaco y alcohol, aunque recientemente se ha presentado una incidencia significativa en diferentes tipos de demencias, aunado a que durante los últimos tres años la situación de la violencia intrafamiliar ha aumentado 100 por ciento, “se trata sobre todo de familiares que intentan abusar de ellos y sus pertenencias”, finalizó.